El Movimiento 15M da un paso más en su rechazo al sistema político.

De las soflamas y las pancartas que reclamaban una «democracia real» se ha pasado a los hechos. Tras el éxito de la manifestación del pasado 15 de mayo y las posteriores acampadas y concentraciones en plazas de toda España, los ‘indignados’ han dado un paso más en su rechazo a los partidos y sus dirigentes. La concentración frente al Congreso de los Diputados, que el miércoles concentró a dos millares de personas, y la intervención policial a las puertas de la Cortes Valencianas, que dejó ayer 18 heridos y cinco detenidos, han avivado las tensiones.
El Movimiento 15M, a través de las más de 400 asociaciones cívicas que lo sustentan, ya avanzó que los campamentos que se levantaron en medio centenar de ciudades no eran sino un acto más de protesta al que seguirían nuevas acciones para dar continuidad a la plataforma. Entre las iniciativas programadas se aprobaron manifestaciones para el 19 de junio y el 15 de julio y concentraciones espontáneas contra las iniciativas legislativas que incluyeran recortes sociolaborales.
Una de esas reuniones callejeras, celebrada por la asamblea del barrio madrileño de Lavapiés, concluyó el miércoles con una marcha pacífica al Congreso que la Policía contuvo antes de la Carrera de San Jerónimo, la calle que cruza paralela a la Cámara Baja. Durante seis horas y hasta bien entrada la madrugada, los ‘indignados’ cortaron la circulación e hicieron una masiva sentada entre gritos contra los diputados y la reforma laboral. Después regresaron tranquilos a la Puerta del Sol.
 
 
 En Valencia, un centenar de personas se concentró frente a las puertas de las Cortes para dar la «bienvenida» al nuevo parlamento autonómico surgido de las elecciones del 22 de mayo. Un acto de protesta que el Movimiento 15M tiene previsto llevar a la constitución de ayuntamiento y cámaras legislativas de las comunidades, como en Navarra, Galicia, La Rioja o Madrid, donde ya se han anunciado acciones.
En el Parlamento valenciano, lo que en un principio comenzó como una tranquila acampada nocturna presidida por una gran pancarta, ‘Fuera corruptos de las instituciones’, terminó pasado el mediodía con 18 heridos, ocho de ellos agentes, y cinco detenidos después de la intervención policial. Uno de los heridos fue el diputado de Compromís Juan Ponce, uno de los 99 cargos que tomaba posesión. El parlamentario sufrió un porrazo en el brazo por parte de los agentes que controlaban la entrada a la sede legislativa.
 

Acerca de robuendi


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: