Sobrevive a una caida de 300 metros

Adam Potter, un alpinista escocés, sobrevivió tras caerse de una gran altura de más de 300 metros.

El incidente ocurrió en una de las cumbres de las “Highlands” escocesas, cerca del punto más alto de las Islas Británicas, la montaña Ben Nevis (1343 metros), destino popular de senderistas y excursionistas.

El ciudadano de Glasgow de 35 años que se encontraba en la cima entre un grupo de 24 personas, cayó por una pendiente. Según los servicio de rescate, el alpinista casi voló, rozando además las rocas.

Al recibir la señal, los rescatadores empezaron la búsqueda del hombre, y obviamente ninguno, según testimoniaron posteriormente, había esperado encontrarlo vivo, ya que se cayó de una altura de 305 metros.

Los socorristas se llevaron una sorpresa al ver de repente a un hombre al pie de la montaña observando detenidamente el mapa. Al principio les costó creer que se trataba del mismo alpinista: tan sólo tenía un par de moratones y unas cuantas lesiones de poca importancia.

Aunque estaba muy asustado, no parecía un hombre que acaba de caerse de un rascacielos. Según los socorristas, de camino al hospital Potter mantenía la conversación gustosamente.

El alpinista se encuentra en el Southern General hospital de Glasgow con traumas insignificantes.

Anuncios

Acerca de tasandra


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: